Carnes

Recomendaciones para el manejo del rodeo en verano en Cuenca del Salado

El estado corporal de las madres se encontró en promedio en 2,5; valor que debe observarse seriamente de continuar la baja tasa de crecimiento del forraje.

26 Nov 2019

La región Central de la Provincia de Buenos Aires atravesó un período de sequía, acentuado en la salida del invierno e inicio de la primavera, que afectó la disponibilidad de forraje y el estado corporal (EC) de la hacienda en distinta magnitud, indicaron distintos relevamientos realizados por técnicos del Inta Cuenca del Salado, con sede en la ciudad de Rauch (Buenos Aires).

El relevamiento permitió elaborar un material que aporta datos para planificar el manejo del ganado y de las pasturas, contemplando el impacto climático en la región.

Las recorridas a campo al final del invierno permitieron determinar que "las pariciones se desarrollaron sin inconvenientes". El estado corporal alcanzado durante el otoño (superior a 3) "se mantuvo a lo largo del invierno, comenzando a verse afectado negativamente recién después de fines de agosto en aquellos campos con altas cargas".

Al respecto los técnicos comentan que "a diferencia de otros años, no se registraron eventos de exceso hídricos que afectasen los índices de supervivencia de los terneros, como así tampoco se produjeron fuertes heladas durante el pico de parición".

En cuanto a la situación del estado corporal de las hembras bovinas, en los partidos de Magdalena, Punta Indio, Chascomús, Gral. Belgrano, Lezama, Pila, Ayacucho, Saladillo, Gral. Alvear y Las Flores el monitoreo de estado corporal que realizan en forma sistemática los técnicos del INTA mostró que "hacia fines de septiembre los rodeos se encontraban en promedio en una condición cercana a 3 (escala de 1 al 5), con un 35 % de los animales por debajo de ese valor".

Por su parte, extensionistas de los partidos de Rauch, Maipú, Dolores, Azul y Tapalqué informaron que "el estado corporal de las madres se encontró en promedio en 2,5; valor que debe observarse seriamente de continuar la baja tasa de crecimiento del forraje.

Las bajas temperaturas de los meses de julio y agosto, la escasez de lluvia de los meses posteriores, sumado a una menor mineralización de la materia orgánica del suelo, "generaron condiciones desfavorables para el crecimiento del forraje de primavera y el rebrote de las especies invernales naturales".

Los profesionales del INTA dan cuenta de la gravedad de la situación, estimando que "el crecimiento de octubre deberá ser tan alto como para compensar el déficit acumulado de mayo a septiembre ente tres posibles niveles de carga", mientras que "en el caso de las áreas con campo natural, "el crecimiento promedio de los últimos 18 años superará todo el déficit acumulado desde mayo con una carga de 0,7 E.V/ha".

En cambio, "con una carga de 0,9 apenas se alcanzaría a cubrir el déficit de igual período si el crecimiento fuese igual al promedio. Con una carga de 1,1 E.V/ha, ni con el mejor octubre de los últimos 18 años se podrá cubrir el déficit acumulado", advierten los técnicos.

Sugerencias para el manejo:

Frente al escenario descripto, los profesionales de la EE Cuenca del Salado proponen un plan de acción basado en diferentes herramientas de manejo, tanto del ganado como de los recursos forrajeros.

La reducción en la tasa de crecimiento al inicio de la primavera, "conlleva un incremento de la carga instantánea en forma indirecta, señalan los técnicos del INTA, por lo que "en función de la baja tasa de crecimiento y de las diferencias en la asignación de la carga en los campos y el manejo del pastoreo es posible encontrar distintas situaciones que tendrán distinta capacidad de respuesta de mejorar la disponibilidad hídrica"

Asimismo es oportuno realizar un balance forrajero y ver si la situación forrajera será la adecuada para afrontar el servicio en las zonas más afectadas. Pero también los profesionales del INTA señalan la importancia que "aquellas zonas donde la sequía no ha sido de tanta magnitud se evalúe si habrá exceso de forraje, como debería darse en primavera, para generar reservas para el invierno venidero".

Herramientas para afrontar el próximo servicio:

La estrategia de manejo por parte de los profesionales del INTA propone "clasificar la oferta de forraje presente caracterizando cada uno de los potreros y establecer un orden en función de cantidad y calidad de forraje", como también "clasificar la demanda de forraje caracterizando el estado corporal de las madres, registrando qué proporción del rodeo se encuentra por debajo del estado corporal 3" (punto crítico en escala 1:5 para lograr buenas preñeces).

El ajuste de carga es otras de las maniobras que puede producirse actuando sobre la demanda de forraje, modificando el número de animales, o reduciendo sus requerimientos. Para ello los técnicos del INTA proponen "considerar como posibilidades "reasignar el número y categoría de animales en función de los requerimientos y de la aptitud de cada potrero" y en caso de que se haya armado lotes por condición corporal "se debería definir a que grupo priorizar para usar los potreros con más disponibilidad" (Opción1: a las madres en mejor estado para que lo mantengan; Opción 2: a las madres en estado intermedio para que lo mejoren).

El ajuste de carga es otras de las maniobras que puede producirse actuando sobre la demanda de forraje, modificando el número de animales, o reduciendo sus requerimientos.

Destetar en forma anticipada, aspecto que reducirá los requerimientos al reducir la duración de la lactancia, es otra medida que se puede tomar. Para tal fin existen distintas estrategias, pudiendo considerarse desde el destete total hasta el uso de destetadores. En este punto una alternativa que surge a partir del uso de ecógrafos, es realizar un diagnóstico para detectar actividad ovárica a mediados de diciembre, seleccionando para destetar sólo las vacas que no manifiestan actividad.

La evaluación del estado corporal de manera continua es una acción importante, como también "reevaluar la fecha de servicio para, si la mayor parte del rodeo todavía presenta estado corporal cercano a 3, considerar iniciar el servicio temprano (en octubre si habitualmente se lo hace en noviembre) de modo de aprovechar el buen estado y la manifestación de celo.

La observación permanente, incrementando la frecuencia de recorrida durante los servicios evaluando la actividad sexual del rodeo (estimando la proporción de hembras que conformaran la cabeza, cuerpo y cola de parición) es de gran importancia. De ese modo se puede "asegurar un adecuado nivel sanitario del rodeo, la presencia de parásitos externos (piojos y sarna), como así también los parásitos internos en especial los gastrointestinales que afectan notoriamente el estado corporal, teniendo esto repercusión en la manifestación de los celos y el % de preñez".

En cuanto a los recursos para la nutrición los técnicos del INTA sugieren "considerar la compra de alimento teniendo en cuenta que la calidad y cantidad del mismo condicionará la respuesta esperada". A su vez, la ración "deberá variar en base a la disponibilidad forrajera" 


Más de Notas Tecnicas
El Senasa recomienda tomar recaudos frente al estrés calórico
Actualidad

El Senasa recomienda tomar recaudos frente al estrés calórico

Las altas temperaturas pueden tener efectos negativos sobre la fisiología, la salud, el comportamiento y el estado mental de los animales.
Tambo solar: la apuesta por producir leche de calidad con energía renovable
Lechería

Tambo solar: la apuesta por producir leche de calidad con energía renovable

Ubicado cerca de Paraná, La Rosalía es un establecimiento de 450 ha que se abastece de energía con paneles solares.
Para producir más terneros por vaca entorada y más carne por animal faenado
Nota Tecnica

Para producir más terneros por vaca entorada y más carne por animal faenado

Bovinos de carne: cruzar es una herramienta con resultados impactantes
El manejo de las pasturas en la Cuenca del Salado
Carnes

El manejo de las pasturas en la Cuenca del Salado

El Inta alertó sobre los problemas que trae el rebrote de primavera. 'Una pastura está degradada cuando pierde la componente leguminosa'. Pautas.