Actualidad

El Gobierno bonaerense firmó un acuerdo con Japón para potenciar al sector apícola y quesero

Se inició un plan de cooperación bilateral argentino-japonés para el desarrollo productivo, que busca potenciar el trabajo de distintas comunidades respetando sus particularidades locales y con un perfil exportados, informó el ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica.

17 Oct 2020

 El Gobierno bonaerense inició un plan de cooperación bilateral argentino-japonés para el desarrollo productivo, que busca potenciar el trabajo de distintas comunidades respetando sus particularidades locales y con un perfil exportador, informó el ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica.

Se trata del proyecto "Un pueblo, un producto" (o Proyecto OVOP, "One Village, One Product"), que en esta primera etapa beneficiará a los sectores queseros y apícola.

Según se informó, el convenio se extenderá por 5 años y apunta a fortalecer la producción regional, agregar valor en origen, generar arraigo local y potenciar productos y servicios bonaerenses que tienen perfil exportador e importantes grados de innovación.

En esta etapa fueron seleccionados dos actores productivos provinciales, el sector apícola del sudoeste provincial y el sector quesero de la zona centro-este, en los que ya comenzó la etapa de planificación de acciones.

La cartera bonaerense que dirige Augusto Costa coordina el proyecto a través de la Subsecretaría de Industrias, PyMEs y Cooperativas, y en colaboración con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Subsecretaría de Relaciones Internacionales e Institucionales de Jefatura de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires.

El Proyecto OVOP surgió en Japón en la década del ‘70, como una estrategia para el desarrollo de comunidades que jerarquiza el valor de los productos locales.

Desde entonces, la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA) replica y comparte su experiencia en diferentes países del mundo.

El sector apícola del sudoeste bonaerense fue elegido por su potencial para el agregado de valor en origen, por el grado de innovación que desarrolló tanto en insumos como en herramientas y por su perfil exportador, ya que la Argentina es el segundo país a nivel mundial con mayor exportación.

En tanto, en la zona de Tandil, Ayacucho, Rauch y Benito Juárez se trabajará con el sector quesero, para lo cual se estableció vínculo con el cluster Quesero Tandil, referente del sector de amplia trayectoria asociativa, con el fin de impulsar un producto con identidad regional y expandir sus aspectos productivos y comerciales.

Fuente: Telam

Más de Política y Economía
Buscan potenciar las exportaciones de frutas y hortalizas a Brasil
Actualidad

Buscan potenciar las exportaciones de frutas y hortalizas a Brasil

El Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense informó que concretó una misión comercial del sector frutihortícola bonaerense con Brasil.
Montagu participó en una reunión entre funcionarios del FMI
Economía

Montagu participó en una reunión entre funcionarios del FMI

El secretario de Política Económica, Haroldo Montagu, participó de una reunión virtual entre ministros de Economía de América del Sur y México, y representantes del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, en la que se dialogó sobre las perspectivas económicas y las acciones implementadas por los gobiernos para enfrentar el impacto del COVID-19.
En Neuquén acumulan dos zafras de lana con un volumen de 121.000 kilos
Actualidad

En Neuquén acumulan dos zafras de lana con un volumen de 121.000 kilos

La caída de valores del mercado de la lana provocó que en Neuquén permanezcan acopiadas las dos últimas zafras de la región norte y zona sur, con un volumen total de 121.000 kilos, informó el Ministerio de Producción local.
Asignan un cupo específico de $300 millones en créditos subsidiados para la vitivinicultura
Actualidad

Asignan un cupo específico de $300 millones en créditos subsidiados para la vitivinicultura

El Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación asignó un cupo específico de $300 millones en créditos subsidiados para la vitivinicultura para financiar inversiones que beneficia desde la producción de uvas para vinificar, vender en freso o pasas, a la elaboración de vinos, espumantes y la fabricación de jugo concentrado o mosto.