Agricultura

Altas temperaturas podrían generar una caída en el potencial de soja

La semana pasada se produjeron temperaturas que alcanzaron niveles récord en la región. La Bolsa de Comercio de Rosario analizó el posible impacto en la condición de los cultivos de la zona núcleo

8 Feb 2024


Tras varios días con altas temperaturas y sin registros de lluvias, la Bolsa de Comercio de Rosario analizó el posible impacto en la condición de los cultivos de la zona núcleo. Las pérdidas podrían acelerarse debido a las condiciones climáticas, según un nuevo informe.

La semana pasada se produjeron temperaturas que alcanzaron niveles récord en la región. Se registraron máximas por encima de los 42 grados en lugares como Carlos Pellegrini, y durante casi 90 horas, los termómetros superaron los 30 grados, lo que provocó un estrés considerable en los cultivos. Además, las mínimas nocturnas también fueron inusualmente altas, superando los 22 grados después del 31 de enero.

Según estimó la BCR, la pérdida diaria de agua en el suelo ha alcanzado los 8 milímetros, lo que suma una pérdida total cercana a los 80 milímetros debido a la evapotranspiración. Incluso en áreas con mejores reservas hídricas, los cultivos han experimentado estrés térmico, lo que ha afectado negativamente su rendimiento, incluso en suelos con buen estado hídrico.

En localidades como Carlos Pellegrini, la calidad de los cultivos de soja de primera ha disminuido en solo dos semanas, pasando del 100% de excelente a muy buena calidad a solo un 50% regular. La situación es aún más preocupante para los cultivos de segunda, que están experimentando pérdidas irreversibles de crecimiento.

En Pergamino, las sojas de segunda están mostrando signos alarmantes, con un 10% de mal estado y un 20% de calidad regular. Los expertos advierten que, si no se revierte la situación, las pérdidas serán significativas y podrían tener un impacto devastador en la producción agrícola de la región.

A pesar de algunos respiros temporales proporcionados por lluvias dispersas durante los primeros días de febrero y un frente frío que interrumpió brevemente la ola de calor el fin de semana pasado, las temperaturas están volviendo a subir rápidamente. Sin embargo, hay esperanzas en el horizonte, ya que se esperan lluvias generalizadas para finales de esta semana, lo que podría brindar un alivio temporal a los cultivos afectados.

Los pronósticos para las próximas semanas siguen siendo inciertos, pero los expertos sugieren que después de este evento de lluvias, haya nuevas posibilidades de precipitaciones en el horizonte. Sin embargo, la situación seguirá siendo volátil y dependerá en gran medida de cuándo y cuánto llueva en los próximos días.

Opinión

Los robots abren el camino hacia una agricultura sin diésel

14.06.24
Está surgiendo una nueva ola de robots totalmente eléctricos,
por

Geert Hekkert

Los robots abren el camino hacia una agricultura sin diésel
Más de Agricultura
La temporada de cultivo de soja en Brasil comenzará a principios de 2024/25 
Agricultura

La temporada de cultivo de soja en Brasil comenzará a principios de 2024/25 

 La temporada de cultivo de soja 2024/25 en Brasil se adelantó entre 7 y 10 días en los dos estados productores de soja más grandes, Mato Grosso y Paraná. 
Monitorean población de chicharrita del maíz en Entre Ríos
Agricultura

Monitorean población de chicharrita del maíz en Entre Ríos

Este informe se emitirá cada 15 días, con el objetivo de conocer la fluctuación poblacional de la chicharrita en el territorio entrerriano,
Por la chicharrita, la relación soja/ gramíneas podría ser la más alta de las últimas 6 campañas en la región
Agricultura

Por la chicharrita, la relación soja/ gramíneas podría ser la más alta de las últimas 6 campañas en la región

Por cada lote sembrado con trigo y maíz se sembrarían 1,7 de soja en el nuevo ciclo. Es que en los planes de siembra el maíz podría disminuir su área en 300.000 ha en zona núcleo.
 Evalúan producción de peces y hortalizas bajo acuaponía
Agricultura

 Evalúan producción de peces y hortalizas bajo acuaponía

Esta actividad optimiza el uso del agua y no usa insumos químicos. Además, es de fácil manejo y puede realizarse en tierras no cultivables, así como en espacios urbanos y reducidos.