Agricultura

El maíz tendrá una campaña récord con un crecimiento de 7.5 %

Se proyectó una superficie destinada a grano comercial de 7,1 millones de hectáreas, lo que representa un incremento de 500.000 en comparación con el ciclo 2020-2021.

20 Ago 2021

 El área de maíz de la campaña 2021-2022 crecerá un 7,5% en relación con el año anterior, según estimó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

La entidad bursátil proyectó una superficie destinada a grano comercial de 7,1 millones de hectáreas, lo que representa un incremento de 500.000 en comparación con el ciclo 2020-2021. 

Según reconocieron a BAE Negocios fuentes del sector de distribución de insumos, la demanda de tecnología para el cereal viene a toda velocidad y las dudas que existen sobre esta superficie récord están vinculadas con la posibilidad de repetir un año "Niña". De cumplirse las proyecciones de cosecha récord para este cultivo, se espera -a precios actuales- un ingreso de divisas cercano a los USD8.500 millones para el próximo año.

Con precios internacionales en alza, los productores apuestan a este cultivo, que con un paquete tecnológico adecuado, expresa muy bien su potencial de rinde.

"La demanda de insumos está a full, aunque más tranquila en el último mes por la seca y por la suba de precios", reconoció Enrique Bayá Casal, titular de la firma homónima.

El directivo estimó que si regresan las lluvias, los productores retomarán las compras y sostuvo que se visualiza "una buena demanda de insumos de maíz".

Sobre este tema, la Bolsa porteña advirtió que la relación entre insumos y productos se encuentra deteriorada con respecto al año pasado, pero todavía arroja saldos favorables.

La excepción son los fertilizantes, víctimas de una fuerte suba en su cotización internacional.
La contracara de este panorama es el clima. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), aumentaron las posibilidades de una "Niña", que impactará sobre todo entre noviembre y febrero, meses críticos en el desarrollo de la soja y del maíz. Con este fenómeno climático, las regiones productivas argentinas reciben entre un 20% y un 30% menos de lluvias.

Algunos números permiten dimensionar el impacto que representa esta situación. En la reciente campaña 2017-2018, la seca recortó en un 32% los rindes de soja, con una cosecha que cayó de las 52 millones de toneladas proyectadas a 35 millones de toneladas. El maíz, en ese mismo ciclo, llegó a bajar el promedio de rendimiento en 3.000 kilos por hectárea.

El pronóstico para los próximos meses es complejo. Las reservas de humedad de los perfiles obtenidas en otoño empiezan a diluirse y las lluvias invernales "ya se presentan tan deficitarias como en el trimestre frío del año pasado". El problema es doble, porque, de sostenerse este escenario, podría verse afectado el trigo, mientras que las reservas hídricas para la siembra gruesa no serán las óptimas. En la campaña anterior, la falta de agua en los momentos claves del trigo derrumbó la cosecha del cereal.

Según la BCBA, los precios internacionales del maíz reflejan las tensiones que existen en relación con la producción norteamericana y se trasladan al ámbito doméstico.

En el caso de los mercados a futuro, la posición a cosecha en el Matba- Rofex (futuro abril 2022) supera desde abril de este año casi un 20% las cotizaciones máximas de las últimas ocho campañas.
De no mediar incidencias climáticas, esta campaña será recordada por el protagonismo de los cereales.

En el caso del trigo, si se mantienen las actuales proyecciones privadas, se pueden llegar a generar ventas al exterior que oscilarán entre USD3.360 M y USD4.480 M.

Según reconocieron a BAE Negocios fuentes del sector de distribución de insumos, la demanda de tecnología para el cereal viene a toda velocidad y las dudas que existen sobre esta superficie récord están vinculadas con la posibilidad de repetir un año "Niña". De cumplirse las proyecciones de cosecha récord para este cultivo, se espera -a precios actuales- un ingreso de divisas cercano a los USD8.500 millones para el próximo año.

Con precios internacionales en alza, los productores apuestan a este cultivo, que con un paquete tecnológico adecuado, expresa muy bien su potencial de rinde.

"La demanda de insumos está a full, aunque más tranquila en el último mes por la seca y por la suba de precios", reconoció Enrique Bayá Casal, titular de la firma homónima.

El directivo estimó que si regresan las lluvias, los productores retomarán las compras y sostuvo que se visualiza "una buena demanda de insumos de maíz".

Sobre este tema, la Bolsa porteña advirtió que la relación entre insumos y productos se encuentra deteriorada con respecto al año pasado, pero todavía arroja saldos favorables.

La excepción son los fertilizantes, víctimas de una fuerte suba en su cotización internacional.

La contracara de este panorama es el clima. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), aumentaron las posibilidades de una "Niña", que impactará sobre todo entre noviembre y febrero, meses críticos en el desarrollo de la soja y del maíz. Con este fenómeno climático, las regiones productivas argentinas reciben entre un 20% y un 30% menos de lluvias.

Algunos números permiten dimensionar el impacto que representa esta situación. En la reciente campaña 2017-2018, la seca recortó en un 32% los rindes de soja, con una cosecha que cayó de las 52 millones de toneladas proyectadas a 35 millones de toneladas. El maíz, en ese mismo ciclo, llegó a bajar el promedio de rendimiento en 3.000 kilos por hectárea.

El pronóstico para los próximos meses es complejo. Las reservas de humedad de los perfiles obtenidas en otoño empiezan a diluirse y las lluvias invernales "ya se presentan tan deficitarias como en el trimestre frío del año pasado". El problema es doble, porque, de sostenerse este escenario, podría verse afectado el trigo, mientras que las reservas hídricas para la siembra gruesa no serán las óptimas. En la campaña anterior, la falta de agua en los momentos claves del trigo derrumbó la cosecha del cereal.

Según la BCBA, los precios internacionales del maíz reflejan las tensiones que existen en relación con la producción norteamericana y se trasladan al ámbito doméstico.

En el caso de los mercados a futuro, la posición a cosecha en el Matba- Rofex (futuro abril 2022) supera desde abril de este año casi un 20% las cotizaciones máximas de las últimas ocho campañas.
De no mediar incidencias climáticas, esta campaña será recordada por el protagonismo de los cereales.

En el caso del trigo, si se mantienen las actuales proyecciones privadas, se pueden llegar a generar ventas al exterior que oscilarán entre USD3.360 M y USD4.480 M.

Fuente: Diario BAE

Más de Agricultura
El 96% del maíz de primera y el 89% del lino de Entre Ríos presentan buena y muy buena condición
Agricultura

El 96% del maíz de primera y el 89% del lino de Entre Ríos presentan buena y muy buena condición

La siembra de maíz de primera finalizó con un incremento interanual del 2% aproximadamente de las hectáreas dedicadas al grano, mientras que la de lino fue similar a la del ciclo anterior.
Los maíces tardíos vuelven a recobrar protagonismo en la región
Agricultura

Los maíces tardíos vuelven a recobrar protagonismo en la región

«De las 400.000 ha que estaban a la espera de un aguacero para poder sembrase con el cereal temprano, solo unas 50.000 ha podrán implantarse.
Con escaso avance durante la semana, la siembra de maíz suma 1,65 millones de hectáreas
Agricultura

Con escaso avance durante la semana, la siembra de maíz suma 1,65 millones de hectáreas

La siembra de maíz y girasol continuó sobre el centro y el norte del área agrícola del país, con escasos avances en el caso del grano amarillo y un considerable progreso de 10 puntos porcentuales en la oleaginosa, indicó la BCBA.
Ratifican que no se cerró la exportación de maíz
Actualidad

Ratifican que no se cerró la exportación de maíz

El secretario de Agricultura, Jorge Solmi, lo ratificó y aseguró, "de hecho exportamos el 62% de lo que producimos, pero también debemos controlar que no quede desabastecido el mercado interno y no exista la especulación que perjudica al productor y al consumidor".